Noticias
Inicio Periodo de Adviento
Por
Joaquín Meli U.
Publicado:
2 Diciembre 2019
Leido 121 veces
Ya comenzó el tiempo de preparación para la Navidad
Ayer domingo 1 diciembre se inició el periodo de Adviento 2019, tiempo litúrgico de preparación para recibir la Natividad del Señor.
La Navidad se acerca y como católicos nos preparamos para recibir el nacimiento del niño Jesús en el Sagrado Pesebre de Belén. Es por esto que el periodo de Adviento es de suma importancia. El primer domingo de Adviento que marca el comienzo del año litúrgico tiene lugar el domingo siguiente al de la solemnidad de Cristo Rey, último domingo del año litúrgico anterior. La duración del Adviento varía entre veintidós y veintiocho días, dado que abarca los cuatro domingos previos a la solemnidad de la Navidad.

El Adviento es un periodo de preparación, en donde hacemos una revisión de nuestra vida cristiana durante el año que termina y hacemos espacio en nuestro corazón para abrirlo al Señor y darle la bienvenida en el seno de nuestras familias, reflexionando la importancia que traer consigo el nacimiento y todo lo que este evento significa para nosotros.

La liturgia del Adviento cristiano comenzó a moldearse en Galia e Hispania ya a fines del siglo IV y durante el siglo V, como preparación ascética para la celebración de la Navidad. Aquel preludio de la celebración del nacimiento de Cristo tenía una duración de tres semanas, que se unían a la preparación de los bautismos, por entonces administrados en la festividad de la Epifanía. Tras algunas modificaciones en el paso de los siglos fue el papa Gregorio Magno quien propuso para el Adviento una extensión de cuatro semanas, duración que finalmente prevaleció.

Durante el periodo se usa el color litúrgico morado y se acompaña tanto en iglesias como en los hogares de la tradicional corona de Adviento, que con sus cuatro velas o cirios simboliza los cuatro domingos que integran el Adviento. El primer cirio se enciende en el primer domingo de Adviento, junto con la lectura de un pasaje bíblico o la realización de plegarias. Sucesivamente se encienden los restantes cirios, uno nuevo en cada uno de los siguientes domingos, hasta que en el domingo previo a la Navidad se encienden los cuatro cirios. En Chile las tres primeras velas tienden a ser rojas en contraste con la última que suele ser morada. A menudo, se coloca en el centro un quinto cirio de color blanco, que se enciende en Nochebuena.

Invitamos a toda nuestra familia Marista a vivir este periodo del año encomendándose al Santo Niño que viene en camino, acompañando a nuestra Buena Madre y preparando nuestro corazón.




Etiquetas:
Comparte esta noticia
Noticias Relacionadas
1 de Noviembre ¿Qué celebramos?
Publicado: 29 Octubre 2019 / 123 Lecturas
Elipse Total 2019
Publicado: 2 Julio 2019 / 383 Lecturas
Pascua de Champagnat
Publicado: 6 Junio 2019 / 488 Lecturas
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile